Los maniquíes siempre me han impresionado, por ser muñecos que representan seres humanos.
Y los maniquíes desnudos todavía más, pues una vez despojados de su ropa, dejan de tener sentido, están desprovistos de su identidad, no cumplen su función, no sirven para nada,
están momentáneamente suspendidos en un espacio atemporal.

Cuando están vestidos no nos fijamos en sus caras, pues miramos la ropa que llevan puesta, pero en su desnudez descubrimos miradas inquietantes, perdidas, trascendentales incluso. Podemos imaginarnos que se hacen la mismas preguntas que nos hacemos nosotros: ¿qué hacemos aquí? ¿qué significa la vida? Es como si ahora que no visten ropa quisieran escapar de su jaula de cristal y ser libres por primera vez.

Los maniquís son una metáfora de la esclavitud a la que está sometida la raza humana, queremos saber qué hacemos en este mundo pero no conseguimos encontrar una respuesta, por lo que deviene una frustación, queremos escapar de este mundo en el que vivimos pero no sabemos cómo.

 Fotografía y concepto / Photographs & concept
Zoltan Enevold

Fotografías realizadas en / Photos taken at
Madrid, Barcelona, Évora, Istambul & Bangkok

Cámaras / Cameras:
Canon IXUS 300 - HTC One - Konica T3 50mm - Olympus mju I

Autoeditado / Self-Published
Madrid, 2017

 


2019 EL TERCE ROJO Ediciones - www.eltercerojo.tv